China: en 5 artículos profundos del New York Times

El New York Times inició el 18 de noviembre pasado una serie de 5 artículos semanales que analizan a profundidad el fenómeno chino y los retos venideros del gigante asiático.

Una pieza clave para comprender la geopolítica global actual y los probables escenarios de confrontación con Estados Unidos en el futuro a corto plazo.

J. Alvear

 

The Land That Failed to Fail

 

 

 

Anuncios

En la medida en que los proyectos tipo “Hágalo Usted Mismo” de ingeniería genética ganan popularidad, alguien saldrá herido… Por Emily Baumgaertner

Suelo compartir en este blog artículos que considero destacados para comprender el momento actual en temas globales de política, geopolítica, economía e incluso culturales. Este artículo que comparto hoy es bastante peculiar porque me ha hecho identificar otra esfera en la que también se desarrolla la tecnología de manera independiente a los centros formales de investigación y que está fuera de control, además de que a mi modo de ver, solo será cuestión de tiempo para que provoque serios efectos para la población global.

Resulta que la ingeniería genética hoy se ha masificado y está fuera de control. Casi cualquier persona con una baja inversión y mínimos conocimientos puede empezar a jugar con el ADN y muy previsiblemente generar virus o bacterias de impacto impredecible para nuestro sistema inmune. Leo esto y pienso que es risible la inversión en enriquecer uranio y desarrollar misiles para obtener cabezas nucleares efectivas de largo alcance.

Veo las redes sociales repletas de fanáticos, los tiroteos masivos, los ataques del Estado Islámico y es obvio que tarde o temprano un fanático político o un simple sujeto marginado por la sociedad de la competencia y la apariencia desarrollará esto en su garaje. ¿Qué tiempo tardará el radicalismo religioso en esparcir una cepa desconocida en la población que considera su enemiga ancestral? No lo sabemos, pero será solo cuestión de tiempo.

Aquí el link al artículo de Emily Baumgaertner para el New York Times.

J. Alvear

Con recelo de China, Europa y otros rechazan las adquisiciones empresariales extranjeras. Por Liz Alderman.

Comparto este artículo de Liz Alderman para el New York Times publicado el pasado 15 de Marzo.

No es viable comprender la dinámica económica global sin el rol que en ella cumple China. La avidez por captar su población como mercado por el resto del mundo, ya sea como consumidores digitales, tecnológicos o de materias primas y alimentos; se confronta con la necesidad de poner límites a la extrema liquidez de sus empresarios que desde hace más de una década están de compras por todo el mundo, adquiriendo las más emblemáticas marcas existentes y, especialmente, intentando adquirir las empresas que desarrollan tecnología de punta.

El primer mundo se ha puesto en alerta e intenta frenar esa cooptación de tecnología que podría significar riesgos para la seguridad nacional de diversos países. China podría responder vetando el acceso a sus consumidores. Delicada situación. Para el tercer mundo poner un freno a China es utópico, puede casi literalmente embargar países en base a dinero fácil e inversiones estratégicas, tal y como la ha hecho en América Latina, África, Asia y planea hacerlo en el Cáucaso con la Nueva Ruta de la Seda.

En este ya tenso contexto las guerra comercial propuesta por Trump cae como un balde agua fría que puede provocar una pulmonía generalizada a la economía global.

J. Alvear

 

 

Mientras tu dormías. Por Thomas Friedman.

Siempre Thomas Friedman logra sorprenderme en sus artículos gracias a su tridente analítico que expone las interacciones entre tres temas: desarrollo tecnológico, medio ambiente y política. Resulta una comprensión brillante, lúcida. este artículo revela lo que implica para el desarrollo científico la implementación industrial (en aproximadamente 10 años) de las computadoras cuánticas, este artículo nos prepara para un futuro inédito… si el internet ya fue una revelación insospechada, más aún cuando pasó de una velocidad de conexión de 33600 bytes por segundo a 300 megas por segundo, pensar en que las mayores fantasías puedan ser procesadas por un computador resulta simplemente inefable.

J. Alvear

He aquí un párrafo del artículo en cuestión publicado en el New York Times:

“For instance, “while today’s supercomputers can simulate … simple molecules,” notes MIT Technology Review, “they quickly become overwhelmed.” So chemical modelers — who attempt to come up with new compounds for things like better batteries and lifesaving drugs — “are forced to approximate how an unknown molecule might behave, then test it in the real world to see if it works as expected. The promise of quantum computing is to vastly simplify that process by exactly predicting the structure of a new molecule, and how it will interact with other compounds.”

Línk al artículo: