La próxima guerra en Medio Oriente. Por Joschka Fischer

En medio de la debacle que vive la democracia, más aún desde el arribo de Trump al poder en EEUU, el caos en Medio Oriente causado por la Segunda Guerra del Golfo llega a su fin, pero no para entrar en una nueva etapa de equilibrio, paz y prosperidad, sino para preparar el enfrentamiento soterrado que se vivió durante toda esta etapa entre Arabia Saudita e Irán, quienes vienen enfrentándose por le hegemonía en la región mediante fuerzas irregulares y gobiernos apoyados por ambos.

La ineptitud de Trump para enfrentar este nuevo período una vez finiquitado el califato del Estado Islámico, con Siria profundamente debilitada, Iraq en caos, la cuestión kurda a flor de piel, el chiísmo controlando gran parte de Medio Oriente bajo la batuta de Irán, el autoritarismo de Erdogan en Turquía, entonces el cuestionamiento de Trump al acuerdo antinuclear iraní resulta gravísimo.

Chiítas y sunnitas, encarnados en Irán y Arabia Saudita, persas y árabes respectivamente, parecen enfilarse a resolver sus seculares conflictos para desgracia del mundo entero. El sistemático fracaso de la política norteamericana en Medio Oriente cedió paso a la mayor presencia de Rusia e incluso China en la región.

En este amargo contexto se da la sucesión en Arabia Saudita en donde su nuevo príncipe al mando MBS (Mohammed Bin Salman) está decidido a transformar el país en lo religioso, político, tecnológico y militar. Para ello ejecutó una purga sin precedentes, encarceló a 11 príncipes de las demás líneas reales herederas, y a varios exministros billonarios que han hecho su riqueza en base a contratos con el gobierno árabe, hoy encarcelados bajo cargos de corrupción. La concentración del poder en Arabia Saudita altera profundamente el espectro de sucesos que pueden devenir en Medio Oriente, como muestra de ello es la renuncia forzosa del Primer Ministro libanés Saad Hariri impuesto en diciembre desde Arabia Saudita, sin permitirle el retorno a Líbano.

Nunca un Occidente tan debilitado había enfrentado una transición política crítica en Medio Oriente como hoy. Se mira con escepticismo el futuro de la región. Paradójicamente, esta situación ya empezó a disparar el precio del petróleo cuyo precio WTI llegó a los $ 58, máximos de hace dos años, lo cual significarán mayores ingresos para financiar la guerra de los principales actores de la región.

A continuación el link del artículo de Joschka Fischer publicado en Project Syndicate

Jorge Alvear

 

https://www.project-syndicate.org/commentary/middle-east-struggle-for-hegemony-by-joschka-fischer-2017-07/spanish

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s