Un análisis sobre el paro nacional que no va a gustar a nadie

Estado de propaganda

Correa logró lo que quiso: desatar una guerra. Empezó a prepararse para ella en cuanto supo que habría paro nacional. Se la pasó meses reclutando y soliviantando, provocando y cascabeleando como viborita. Negándose a dar las respuestas políticas que exigen las protestas. La única respuesta que, en su limitación mental, concibe el presidente para toda disidencia activa es la guerra. Y cuando a la gente no se le ofrece otra salida que la guerra –estrategia de gobernantes desatinados o dementes– la consecuencia predecible casi siempre es ésa: la guerra. Y sí, finalmente la consiguió: el jueves 13 de agosto, día del paro nacional, el espíritu de la protesta pacífica, que había prevalecido en todas las marchas anteriores aunque Correa mienta lo contrario, fue ahogado por un grupito de irresponsables que planificó y ejecutó actos de violencia en los que se adivina un dejo de locura totalitaria. Punto para Correa.

Ver la entrada original 1.101 palabras más

Anuncios

El hueco que se tragó el diálogo nacional

De lectura imprescindible

Estado de propaganda

¿Cómo pueden hablar de diálogo si nos escamotean la información?

Lo único que no propaga el aparato de propaganda es el estado real de la economía.

Lo único que falta en las rendiciones de cuentas del Estado correísta son, cabalmente, cuentas.

Vamos a ver: ¿a cuánto asciende la deuda del Estado? ¿30 mil millones? ¿39 mil millones? Las cifras que manejan los expertos son todas hipotéticas. ¿Y los intereses? Aun más difícil de decir. Estos son los primeros de una larga lista de datos que ignoramos.

¿Cuántos años de producción petrolera ecuatoriana están ya hipotecados por contratos de venta anticipada? ¿Cómo funcionan esos contratos? Diario El Comercio se lo preguntó a Petroecuador y sigue esperando una respuesta.

Lo que parece claro es que la venta anticipada es un mecanismo para cubrir una parte del hueco que tenemos en la economía. ¿De qué tamaño es el hueco? ¿De 7 mil millones…

Ver la entrada original 1.395 palabras más