Presidente: todos somos conspiradores

IMPERDIBLE!!!
UN ARTÍCULO DE LECTURA OBLIGADA.

Sentido Común

“Muy atentos, hay un golpe en marcha. Muy atentos compañeros porque, insisto, somos la inmensa mayoría pacífica, pero vamos a defender nuestra revolución y, en el momento que quieran tocar al Presidente o al Gobierno Nacional, todos a la calle, a defender lo logrado”.

El Presidente ahora habla como Hugo Chávez. O como Nicolás Maduro. Habla de un golpe en marcha, de una conspiración en curso. Lo dice con una seguridad que impele a pedirle que diga quiénes lideran el golpe, dónde lo urden, qué persiguen, qué logística tienen, quiénes lo financian y, sobre todo, qué papel juegan ahí los militares.
¿Se debe entender que están involucrados? ¿O desinformados? Porque si conocen lo que el Presidente dice saber, es difícil aceptar que, ante tamaña inconstitucionalidad, se queden de brazos cruzados.
En cualquier caso, el sentido común dice que en vez de hacer alharaca, que sirve para prevenir a los golpistas…

Ver la entrada original 1.026 palabras más

Radiografía de un zapato

Tanta verdad en tan poco papel (electrónico) satura. Hay que sentir respeto por quien lo merece, entre esos contados Roberto Aguilar… y aquellos quienes no lo merecen hay que despreciarlos, pero si tienen poder habrá que juzgarlos más pronto que tarde.

Estado de propaganda

…No le preguntemos nada de esto, porque él ha de responder: ‘Mi derecho está en la punta de mi puñal; mi derecho está en las puntas de mis uñas, largas como veis, sucias y retorcidas; mi derecho está en la punta de mi nariz, con la cual husmeo y descubro lo que cuadra con mi apetito; mi derecho está en mi negadez; mi derecho está en mi ignorancia; mi derecho está en mi proclividad; mi derecho está en mi impudicia; mi derecho está en este zurrón de vicios y perversidades que escondo en mi negro pecho’.

Juan Montalvo, Las Catilinarias

Suyos son los jueces. Suyo es el Consejo que vigila y sanciona a los jueces. Suya es la secretaría presidencial que instruye por escrito a los jueces. Suyos son los órganos administrativos, los tribunales de interpretación, las cortes de última instancia. Con todo eso a su favor ellos no pueden…

Ver la entrada original 1.725 palabras más

Mauricio Rodas, el líder político que prefiere la retaguardia

El patético e inanimado de Rodas

Sentido Común

“Continuaremos mirando con mucha atención el desarrollo de los acontecimientos”: los acontecimientos son las manifestaciones callejeras en Quito contra el correísmo. Y quien piensa seguir mirándolos es Mauricio Rodas, alcalde de Quito. Lo dijo solemnemente, como él suele hacerlo, en Radio Democracia el lunes 12 de junio.

Mauricio Rodas quiere ser Presidente y, de hecho, ya fue candidato. Por ahora solo es Alcalde de Quito y, al paso que va, es posible que ni siquiera repita su mandato. Con él hay muchos malentendidos. El primero, que no ha zanjado, es creer que ganó por mérito propio a Augusto Barrera. Pues no: Barrera creyó que imitando a Rafael Correa seguiría en la Alcaldía. Se equivocó del medio a la mitad y Rodas fue el beneficiario directo del hartazgo: estaba en la baldosa indicada cuando el péndulo volvió.

Ver la entrada original 769 palabras más

Presidente, ¿todo esto para ser Robin Hood versión bolivariana?

Sentido Común

Presidente,

Usted está a la defensiva. Pero, claro, como no lo había estado, disimula. Improvisa. El lunes pasó, en horas, de un discurso musculoso (no cederemos) a una retirada (provisional) honrosa: poner los proyectos de ley en la nevera “hasta que se agote el debate”. Una jugada que busca ganar tiempo, apagar los incendios que ha provocado, salvaguardar la paz hasta que venga-el-Papa-y-se-vaya, y luego devolver las leyes a la Asamblea para ser votadas. Una jugada inconstitucional a todas luces, porque la figura del retiro temporal no existe. Una jugada previsible porque usted no renunciará a esas leyes. Las necesita para la campaña de 2017.

El lunes a mediodía, usted se esforzó en hacer creer que la calentura callejera –que lejos de parar crece en el país– se debe a los proyectos de ley de herencias y de plusvalía. Es lógico que usted quiera obviar el hartazgo que ha producido en ocho años…

Ver la entrada original 1.177 palabras más

De puteadas y otros exorcismos el miércoles en la Shyris

Una semblanza objetiva del plantón en la Shyris.

Sentido Común

– ¿Qué gritan?

La señora tiene unos 65 años y mide alrededor de 1.60. Su pelo es gris ceniza. Porta lentes ovalados y un pañuelo de seda en el cuello. Está recostada contra un auto Kia que está ahí, como abandonado en medio del tumulto. Un chico de unos 17 años toma fotografías desde la parrilla del techo del auto. Son casi las siete de la noche y ya es muy difícil circular en esta parte de la Shyris cercana a la calle Holanda.

  • ¿Qué gritan?, repite la señora visiblemente preocupada de haber perdido el hilo.
  • “No somos cinco, no somos diez, Correa hijueputa, aprende a contar bien”.

Ella repite en voz baja, se engancha al coro, levanta las manos y vuelve a moverse al ritmo que le impone la consigna. Quizá nunca había pronunciado esa expresión en público. Qué más da. Esta noche la grita, la saborea en esta…

Ver la entrada original 1.011 palabras más

8 de junio: el día en que los correístas perdieron la tribuna de la Shyris

Estado de propaganda

manifestación 8 jun. 15, 3El secretario nacional de Acción Política del correísmo, Óscar Bonilla, echa chispas por los ojos y fuego por las fosas nasales: “¡¡¡Nuestro error hijuepucta –brama subrayando el fonema oclusivo de la penúltima sílaba, sobre la que recae la acentuación de la frase– fue dejar que se tomen la tribuna!!!”. Acompaña el reclamo con un firme y desgarrador movimiento de manos hacia abajo, las palmas vueltas hacia el cielo, agarrotados los dedos: “¡¡¡JuepuCta!!!”. Dicho lo cual abandona entre aspavientos el corrillo de amedrentados militantes que se miran unos a otros con cara de por-qué-no-estamos-en-las-páginas-amarillas y atraviesa a grandes zancadas la avenida de los Shyris con los ojos desorbitados. Dos o tres lo siguen tímidamente. Juntos tratan de reagrupar las fuerzas un tanto dispersas a esas alturas de la noche (son las siete) pero la verdad es que no dan un palo al agua. A pocos metros de ahí, frente a la…

Ver la entrada original 1.238 palabras más

Herencia correísta: el 77,5 por ciento a la basura

Excepcional Artículo

Estado de propaganda

No son bobos (salvo alguno de ellos que lleva un zapato por cabeza) así que ya se habrán dado perfecta cuenta: cuando esto haya terminado –y sólo quedan 101 sabatinas por delante– todo lo que están haciendo con determinación e impetuosa enjundia será deshecho con las misma ganas. Algunas cosas con más trabajo que otras, ciertamente, pero al final todo lo aprobado desde la Ley de Comunicación para acá, es decir una larga lista que incluye el Código Penal, las modificaciones al Código del Trabajo, las reformas tributarias, los aranceles, el ministerio de la felicidad con sombrero y anexos, la Supercom y sus perros, el Cordicom y sus semiólogos de intendencia, el Plan Familia con sus monaguillos, la confiscación de los fondos de cesantía privados, el desconocimiento de la deuda de la seguridad social, el mural de Pavel Égüez en la Fiscalía, todo eso entre otras cosas irá más o…

Ver la entrada original 1.116 palabras más

La corrupción ya no es lo que era

Estado de propaganda

No hay caso: la palabra corrupción no admite vuelta. No todavía. Rafael Correa y su aparato de propaganda ya resignificaron todos los conceptos que pudieron. Dictadura ya no es el gobierno que prescinde de las leyes, es el imperio del amor. Alternancia ya no es el cambio periódico de gobierno, es la consumación de la lucha de clases, de modo que hay alternancia (alternabilidad se llama ahora) cuando el poder pasa de las élites al pueblo. Pueblo ya no es el conjunto de habitantes de una nación, es uno solo de ellos que los representa a todos en calidad de jefe de todos los poderes del Estado. La división del Estado en poderes ya no es un sistema de pesos y contrapesos sino un mero principio instrumental y mecánico, como ocurre con las partes de una máquina accionada por un solo operador, y por eso ya no son poderes, son…

Ver la entrada original 1.225 palabras más